¿Qué es un mediador de conflictos?

ALEMANIA.- Lidiar con los conflictos y prevenir cualquier tipo de violencia entre alumnos es una preocupación cada vez más creciente en las escuelas, debido en parte quizá a que el “consumo” de la violencia es ahora más fácilmente asequible a los niños a través de los nuevos medios. Una de la medidas contra de la violencia en las escuelas es la denominada “mediación”. Ésta es un proceso para la resolución de conflictos realizada en diferentes ámbitos, desde el laboral hasta el escolar donde no sólo participan las partes afectadas, sino también, un “mediador”. ¿Cuál es el papel del mediador en este proceso? La Asociación Federal de Mediación (Bundesverband Mediation) en Alemania presenta detalladamente en qué consiste este rol. El objetivo principal de contar con un mediador de conflictos es, contar con la presencia de una persona que se sitúe de manera neutral entre ambas partes haciendo las veces de un moderador. Algunas de características de los mediadores de conflictos son: la participación imparcial y la emisión nula de juicios durante la plática, ofrecen ayuda a las partes en conflicto para que expresen sus intereses y emociones claramente, son aceptados como personas de confianza por ambos actores del problema, son responsables del transcurrir de la plática, están atentos a que los acuerdos a los que se llegue durante la mediación sean realizables y pueden interrumpir o posponer las sesiones.Los mediadores, además, utilizan métodos modernos de comunicación para fomentar un intercambio efectivo de ideas, emociones, intereses y acuerdos entre las partes en conflicto durante la mediación; algunos de estos métodos son:- La escucha activa que tiene como objetivo entender completa el punto de vista de la otra persona. Una medida importante para lograr esto es repetir o resumir lo que el otro dijo para garantizar que se entendió lo que dijo.- El método del yo-mensajero significa que cada quien debe hablar de sus propios sentimientos y experiencias sin escudarse en la opinión general o en acusaciones sin fundamento. - La plática individual con alguno de los afectados es a veces necesaria cuando éste no puede hablar de ciertos temas con la “presión” de la presencia del otro. - La lluvia de ideas o brainstorming es muy útil para recabar propuestas sin comentarlas o sin que las partes emitan juicios adelantados; posteriormente todas las propuestas se pueden trabajar. Sin embargo, es importante resaltar que la labor del mediador es poco efectiva si las partes no están en disposición de cooperar. La mediación de conflictos, pues, sólo tiene sentido cuando las personas en cuestión tienen deseos e interés en lograr una buena relación en un futuro.