Ciudadanía digital

Tecnofilia. Número 87

Los jóvenes y niños de hoy pertenecen a una nueva generación que ha crecido rodeada de herramientas tecnológicas, los llamados “nativos digitales” (Prensky, 2001). Junto a ellos existe otro grupo, los “inmigrantes digitales”, formado por quienes, ya adultos, han ido integrando a su vidas el uso de la tecnología. En conjunto, ambos grupos tienen el reto cotidiano de vivir la ciudadanía digital, es decir, entender los derechos y responsabilidades derivados de cohabitar el ciberespacio.

Las implicaciones van mucho más allá de conocer el funcionamiento detallado y las ventajas que pueden tener las diversas herramientas digitales, la ciudadanía digital implica consideraciones que no se encontrarán en un manual de uso de un equipo de cómputo o la guía de funciones de una aplicación en el teléfono móvil. La ciudadanía digital más que una serie de acciones, es una forma de vida.

Se puede señalar como características de un ciudadano digital, además del uso competente de las TIC, que:

  • Usa la tecnología para participar en diversos tipos de actividades
    Las tecnologías digitales nos permiten no solo estar comunicados, sino efectivamente ser partícipes y generadores de procesos educativos, culturales e incluso económicos. Aprender, ayudar a otros y compartir nuestra cultura, son algunas de las muchas actividades posibles para un verdadero ciudadano digital.
  • Aplica y desarrolla el pensamiento crítico en el ciberespacio
    Ante la gran cantidad de opciones disponibles mediante el uso de las TIC, es imprescindible aplicar y desarrollar el pensamiento crítico, que nos permita generar nuestros propios juicios o ideas acerca de lo que se tiene al alcance. Esto implica la capacidad de ser selectivos respecto a los grupos con los que se generan filiaciones o los contenidos que se toman como referentes.
  • Es consciente de los retos que presenta el uso de las TIC y es capaz de manejarlos
    Existen situaciones de diversa naturaleza que pueden ser considerados como retos, desde el conocimiento del lenguaje, la simbología y las reglas de uso de las tecnologías digitales, hasta el comportamiento ético, la honestidad e integridad al ser parte de la comunidad del ciberespacio.
  • Contribuye y promueve los valores de la ciudadanía digital
    Este último punto no es cosa menor, ya que la difusión de los valores propios de la ciudadanía digital es lo que nos ayudará a construir un ciberespacio mejor, más seguro y con mejores oportunidades en beneficio de todos.

De manera especial hoy, mientas estoy terminando de escribir este artículo con el corazón puesto en las personas del centro de México que viven los efectos del fortísimo sismo, veo con esperanza todas las iniciativas que se van generando y que dan cuenta del avance que tenemos en ciudadanía digital. Ante la tragedia que sucede, no se trata solo de memes de apoyo o fotografías cargadas de mensajes de esperanza, que por supuesto confortan a muchos, sino de iniciativas que se traducen en acciones concretas: grupos organizados de psicólogos que ofrecen ayuda a distancia a quienes lo necesiten, ingenieros civiles y especialistas en estructuras que se contactan y organizan para revisar y dar aviso de edificaciones que pudieran tener daños, espacios digitales de acopio de productos específicos que hacen falta, herramientas para la localización de personas y tantas más.

Todas estas iniciativas nos muestran cómo ser ciudadanos digitales competentes; nos brindan herramientas para vivir mejor más allá del ciberespacio, enriqueciendo nuestra vida diaria. Y justamente, porque buscamos un mundo mejor, tenemos mucho trabajo que hacer para promover y extender el desarrollo de la ciudadanía digital.

 

Referencia
Prensky, M. (2001). Digital natives, digital inmigrants. On the Horizon. 9(5), 10-15.

Bibliografía
Alberta Education (2015). Digital Citizenship Policy Development Guide. Recuperado de 
https://education.alberta.ca/media/3227621/digital-citizenship-policy-development-guide.pdf

New Zeland Ministry of Education (2014). Digital citizenship. Recuperado de http://elearning.tki.org.nz/Teaching/Digital-citizenship

Ribble, M. (2007). Digital citizenship in schools. Washington, DC: International Society for Technology in Education