El físico matemático Homero Simpson

Superciencia. Número 133

David S. Cohen fue un brillante estudiante de física en Harvard que abandonó su carrera para convertirse en uno de los guionistas de Los Simpson. Para algunos, la ciencia perdió un genio, para otros, la comedia ganó un divulgador científico. Lo cierto es que Cohen “vuelve a sus raíces introduciendo subrepticiamente las matemáticas y la ciencia en la exitosa serie de televisión”.

Un ejemplo de lo que aquí decimos lo podemos observar en El Mago de Evergreen Terrace. Este nombre es una graciosa referencia a Mago de Menlo Park, sobrenombre que dio un reportero a Thomas Alva Edison cuando en 1876 estableció su laboratorio en Menlo Park, Nueva Jersey.

En El Mago de Evergreen Terrace, Homero trata de imitar al inventor de la bombilla eléctrica y el fonógramo, entre muchos inventos. Edison llegó a registrar 1093 patentes en Estados Unidos, además de otras más en Alemania, Francia y Reino Unido.

En El Mago de Evergreen Terrace, el guionista David S. Cohen hace gala de su ingenio y de sus conocimientos de matemáticas y física, y de forma “elegantemente subliminal” introduce una escena que dura 3 segundos, donde se observa a Homero escribiendo en un pizarrón tres ecuaciones y un diagrama.

La primera ecuación se refiere al cálculo de la masa del bosón de Higgs , que de acuerdo a las constantes que Homero relaciona: pi (), la constante de Planck (), la velocidad de la luz en el vacío () y la constante gravitacional universal (), el célebre hombrecillo amarillo calcula la masa del bosón de Higss en 775 GeV (gigaelectrovolts). Aunque la partícula llamada Partícula Divina fue predicha en 1964 por el físico teórico británico Peter Higgs y descubierta en el CERN con una masa de 125 GeV, los cálculos de Homero son sorprendentes ya que se realizaron doce años antes de su descubrimiento.

La segunda ecuación que vemos es la que expresa El último Teorema de Fermat.

La tercera se refiere al destino final del universo. De acuerdo a algunos cosmólogos, si la densidad sobrepasa a un valor crítico en el tiempo Ω(t0)>1, el universo acabará haciendo una implosión, sucumbiendo ante su propio peso; en cambio, si  Ω(t0)<1 se expandirá como en una eterna explosión cósmica. Observamos que cuando Homero escribe Ω(t0)>1 se escucha una implosión en el sótano de su casa donde tiene su laboratorio. Inmediatamente Homero cambia el signo de desigualdad y entonces lo que se escucha es una explosión.

Por último, observamos en la cuarta línea el siguiente gráfico , se refiere a una rama de las matemáticas llamada topología. Para la topología un cuadrado y un círculo son homeomórficos o gemelos topológicos, ya que estirando uno como si fuera una goma, podemos construir el otro. Una esfera y un cilindro también son homeomórficos, porque uno puede generar al otro mediante estiramientos. Bajo este criterio las letras A R son homeomórficas porque una se puede transformar en otra si la estiramos con cuidado. Observemos que A y H no son homeomórficas porque por más que estiremos una de ellas, no podemos formar la otra, mientras que A se puede considerar como un aro con dos patas (igual que R), H no posee aro.

En la figura dibujada por Homero , una dona  no es homeomórfica a una esfera  , porque la esfera no tiene agujero como la dona; sin embargo, aunque topológicamente no se puede hacer cortes, Homero en su “irreverencia topológica” considera que sí se puede morder la deliciosa rosquilla y más si es de fresa, y la convierte en homeomórfica de la esfera .

¡Todo un tratado de física y matemáticas expresado en 3 segundos de un capítulo de Los Simpson!

 

Bibliografía

Halliday, D. Resnick, R. y Krane, K. (1994). Física (4a ed.). México, D.F.: Editorial Continental.        

Singh, S, (2013). Los Simpson y las Matemáticas. Barcelona, España: Editorial Planeta, S A.