Homero Simpson en la Tercera Dimensión

Superciencia. Número 113

Los Simpson están profundamente enamorados de los números, y su deseo fundamental es inyectar fragmentos de matemáticas en el subconsciente de los espectadores.
Simon Shing

Una atractiva y divertida relación entre las matemáticas y Los Simpson se muestra en el capítulo HOMERO3, guión escrito por el matemático David S. Cohen.

HOMERO3 comienza cuando Margue, la atractiva y culta esposa de Homero le dice al panzón hombrecillo amarillo que Patty y Salma, cuñadas de Homero, están por llegar. El gruñón hombrecillo, en una acción desesperada por evitarlas, pues no se lleva bien con ellas, se lanza contra la pared, atravesándola e introduciéndose en lo que parece ser “otro universo” completamente desconocido para él, pues el universo de Los Simpson es bidimensional, donde las imágenes son planas y en el universo al que accede Homero existen tres dimensiones.

Al entrar en este universo, lo primero que se observa es un letrero indicando los ejes:

En este capítulo, una vez más el ingenio de los guionistas se manifiesta al poner en boca de Homero la expresión: “Vaya, este vecindario se ve fino, siento que pierdo una fortuna solo de estar parado”, subliminal expresión que se finca en que las escenas de la serie son planas, y en cambio la escena actual es completamente diferente porque la producción encargó a Pacific Data Images (PDI), productora de técnicas de animación de vanguardia, imágenes en tercera dimensión de gran costo para lo que era un capítulo normal.

En las escenas en tercera dimensión que duran menos de cinco minutos y que inició una revolución en la animación de películas, aparecen esferas, cubos, conos, pirámides, números en sistema hexadecimal y la bella ecuación de Euler (  ).

La visita de Homero a la tercera dimensión ofrece un valioso recurso para imaginar un universo de cuatro dimensiones espaciales a quienes vivimos en uno de tres.

Margue, desesperada por saber el paradero de Homero, cuya voz escucha pero no lo puede ver, acude al profesor John Nerdeibaum Frink Junior, connotado científico de Springfield.

Frink traza en un pizarrón una serie de dibujos para explicar que Homero ha pasado a la tercera dimensión. La explicación de Frink ilustra la relación que hay entre la segunda y tercera dimensión, de hecho puede explicar cualquier dimensión.

 “… Si empezamos con cero dimensiones, tendremos un punto cero-dimensional. Este punto se puede prolongar digamos en la dirección X, trazando un camino que forme una línea unidimensional. A continuación, la línea unidimensional se puede prolongar en dirección perpendicular, formando un cuadrado bi-dimensional. Ahí es donde la explicación del doctor Frink toma altura, porque el cuadrado bidimensional se puede estirar en la dirección Z, que es perpendicular a su cara, y formar un cubo tridimensional. Por último, es matemáticamente, sino físicamente posible, ir un paso más allá y arrastrar el cubo en otra dirección perpendicular (etiquetada como la dimensión W) y formar un cubo de cuatro dimensiones, conocido como hipercubo”.  (Shing, 2013 p. 189).

Al final Homero cae en un hoyo negro y, una vez más da muestra de su irreverencia al lamentarse de no haber leído a Stephen Hawking, físico teórico inglés estudioso de los hoyos negros, a quien despectivamente llama “ese paralítico”.

 

Referencia

Shing, S. (2015). Los Simpson y las Matemáticas. México: Ediciones Cultural Paidós S.A. de C. V. Bajo el sello cultural Ariel M. R.

Bibliografía

Shing, S. (2015). Los Simpson y las Matemáticas. México: Ediciones Cultural Paidós S.A. de C. V. Bajo el sello cultural Ariel M. R.

*La imagen utilizada del personaje Homero Simpson para el diseño de portada es propiedad de Los Simpson (The Simpsons™), una serie estadounidense de comedia, en formato de animación, creada por Matt Groening para Fox Broadcasting Company y queda desvinculada de cualquier concepto y diseño creado para este articulo.