Hypatia de Alejandría

Superciencia. Número 126

¿Qué pasará si nos atrevemos a mirar el mundo tal como es, liberándonos por un momento de cada idea preconcebida?
Hypatia de Alejandría

Desde la antigüedad griega coexisten dos posturas filosóficas acerca de las matemáticas:

1. Las matemáticas reveladoras de la armonía oculta del mundo al proveernos de modelos para entenderlo.

2. Las matemáticas como un afán desesperado por construir la armonía del mundo.

Roger Penrose describe estas dos posturas en una forma simple:

1. Las matemáticas se descubren.

2. Las matemáticas se inventan.

Una bella escena, ligada a la primera tesis la observamos en la película Ágora, producida por Alejandro Amenáber y protagonizada por la bella y talentosa Raquel Weirsz y Homeybun Ershadi Max.

En el minuto 101 del film se observa a la bella Hypatia (Raquel) en la biblioteca de Alejandría conversando con Aspasio acerca de la órbita terrestre alrededor del Sol.

Hypatia: ¿Qué pasará si nos atrevemos a mirar el mundo tal como es?, vamos a liberarnos por un momento de cada idea preconcebida. ¿Qué forma nos demostraría?, ¡Qué forma!

Aspasio: Una vez dijo que el problema fue la inconsistencia del Sol.

H: ¡Sí, si lo hice! Pero ponlo en tus palabras.

A: El Sol debe estar en el centro puesto que giramos a su alrededor de él, y al mismo tiempo, en otra posición, varía nuestra distancia.

H: Sí, exacto.

A: ¿Cómo… podría ocupar dos posiciones inmediatas?

H: ¿Cómo podría ocupar dos posiciones inmediatas?, …, ¿Cómo podría ocupar dos posiciones inmediatas?, …, cómo … podría ocupar dos posiciones inmediatas?

Entonces Hypatia fija su vista en un cono de Apolonio que muestra las diferentes figuras como el círculo, la hipérbola, la parábola, hasta llegar a la elipse.

Enseguida clava en la arena dos antorchas encendidas y amarra los extremos de una cuerda a cada antorcha, y coloca una vara en la arena tensando la cuerda.

H: Aspasio, imagina que esta es la Tierra y que cada una de las antorchas son una de las posiciones del Sol respecto a ella, la del invierno y la del verano. ¿Qué pasaría si ambas posiciones fueran, las dos, centros del mismo círculo?

A: ¡Pero eso no es posible!

H: ¡Espera! ¿Qué sabemos del círculo? Que el centro del círculo está siempre a la misma distancia de cualquier punto del perímetro. Pero ¿y si yo divido ese centro en dos? Y lo que mantengo constante es la suma de sus distancias al perímetro?. Bueno, te lo demostraré. Fíjate...

(Hypatia empieza a desplazar la vara sobre la arena tensando la cuerda)

H: Si muevo esta vara a lo largo de la cuerda, cuando un segmento crece, el otro decrece y viceversa. Así que la suma de ambos siempre es constante, ¿lo ves ahora?. ¿Y si aplicamos esto al movimiento de la Tierra?

(Sigue moviendo la vara)

H: ¿Qué figura obtendremos? ¡Una elipse! Con el Sol en uno de sus focos. Qué es el círculo, sino una elipse muy especial, cuyos focos se han acercado tanto que parecen uno solo.

Es importante recordar que las órbitas elípticas fueron establecidas por Johannes Kepler, doce siglos después. Esto permite suponer que Kepler abrevó en algunos escritos de Hypatia y de Aristarco de Samos que, por suerte, en algunos monasterios se guardaron celosamente.

Les recomiendo ver la película, aquí les comparto una dirección para encontrarla.
Ágora: La caída del imperio romano  

 

 

Bibliografía

Livio, M. (2009). ¿Es Dios un Matemático? España: Editorial Planeta
Penrose, R. (2007). El Camino a la Realidad. Barcelona, España: Mondadori, S.A.