Los enredos de las redes sociales en la educación

Tecnofilia. Número 84

¿Cuántas veces no te ha pasado que sales de tu casa y te devuelves al darte cuenta que olvidaste tu Smartphone?

Hoy en día, la tecnología forma parte de nuestra vida cotidiana. Tan es así, que rara vez vemos gente leer el periódico en ediciones impresas y ya no memorizamos los números telefónicos como lo hacíamos hace al menos 15 años, por mencionar un par de ejemplos.

El uso y crecimiento de la tecnología nos ha llevado a que los aparatos inteligentes como teléfonos, laptops, tabletas y un sinfín de gadgets, formen parte de nuestro día a día. Ahora son de vital importancia para obtener información y también para relacionarnos, comunicarnos y navegar en las redes sociales. Para las generaciones que nacieron en la era de la tecnología y en el boom de las redes sociales, son el medio para explorar el mundo y para expresarse personalmente.

En este artículo, además de presentarte algunas redes sociales que puedes utilizar en el aula, repasaremos las ventajas y desventajas de utilizar las redes sociales en la educación, y abordaremos los riesgos implicados en el uso de las redes sociales en el caso de los adolescentes.

Primero que nada tenemos que preguntarnos: “¿qué es una red social?”  Pues bien, una red social hace referencia a un grupo de personas que tienen  intereses en común, que se comunican virtualmente y que forman una comunidad. Dado que la pertenencia a estos grupos está marcada por una serie de intereses en común y no por un lazo afectivo o de amistad, los miembros de una comunidad no suelen conocerse personalmente.

Una red social nos facilita el intercambio de conocimientos y experiencias mediante el uso de aplicaciones basadas en Internet. Siendo innegable la importancia contemporánea de las redes sociales, se impone la necesidad de aprender a trabajar con ellas, enseñando a los adolescentes el correcto uso de las mismas y enfocando su aprovechamiento en la educación.

Si consideramos la presencia y el impacto de las redes sociales en la actualidad, intentar huirles o combatirlas resulta un sinsentido. Y como es bien sabido que cuando no puedes con el enemigo…, pues nos toca aprender a trabajar con las redes sociales y utilizarlas para motivar al alumnado en el proceso de aprendizaje.

De acuerdo con las cifras del INEGI, en 2013 el mayor número de usuarios de internet en México se distribuye entre los grupos de edades que van de los 12 a los 24 años de edad y, entre ellos, los principales usuarios de redes sociales son los adolescentes (Islas, 2015).

La AMIPCI (Asociación Mexicana de Internet por sus siglas), estimó en el 2012 que el 90% de los usuarios de Internet en México usan las redes sociales. Según sus cifras, la principal actividad en línea de los usuarios de Internet en el país es enviar y recibir correos electrónicos (80%). El  segundo lugar lo ocupa el acceso a redes sociales, sin embargo, en materia de ocio,  el uso de redes sociales resultan ser la actividad principal (81%) (Islas, 2015).

El siguiente gráfico presenta cinco redes sociales y señala los usos que se les pueden dar dentro del aula:


Fuente: Tics y formación (2015)

Considerar la implementación de las redes sociales como herramientas del proceso de enseñanza-aprendizaje, obliga a repasar las ventajas de utilizarlas y las posibles desventajas con las que su uso suele asociarse.

Entre las ventajas se cuentan:

  • Fomentan los vínculos extramuros entre los estudiantes y el maestro.
  • Ayudan al docente a enseñar a sus alumnos a aprender por sí mismos, guiándolos para que descubran por su cuenta nuevas fuentes de aprendizaje.
  • Aportan al profesor la posibilidad de poner en línea recursos didácticos, audios, videos y referencias sobre páginas web.
  • Incentivan los valores de compartir y colaborar, pues se forman comunidades de estudiantes con intereses mutuos que propician el intercambio de ideas, sin importar fronteras geográficas.
  • Permiten el acceso a una agenda de eventos organizada por los mismos miembros.
  • Favorecen la toma de conciencia sobre la importancia de socializar y trabajar en equipo. Las redes sociales hacen de sus integrantes miembros activos de una comunidad en la que se interactúa con otros usuarios y donde se comparten ideas con total libertad; un ejercicio que ayuda a lidiar con el temor a equivocarse.
  • Posibilitan el acceso a la información. Si bien las redes sociales no se enfocan en proporcionar información, tienen la cualidad de propiciar el intercambio de información a través de sitios en la red, blogs, así como de recomendaciones expresadas por los contactos del usuario. Además, la información referida suele ser actual, ya que la información fluye en tiempo real.


Como todo lado bueno tiene su lado no tan bueno, el uso de redes sociales tiene ciertas desventajas. Entre las que se cuentan:

  • El acoso escolar o cyberbulling, se trata de uno de los riesgos con mayor trascendencia vinculado al uso de redes sociales.
  • La dependencia, sin lugar a dudas la necesidad de estar permanentemente conectado es una de las desventajas registradas entre los usuarios.
  • Las distracciones, derivadas de un uso excesivo de redes sociales, lleva implicada una interesante dosis de riesgos.
  • Las normas, o la carencia de las mismas en su uso, hace poner en entredicho la formalidad en las interactuaciones de los usuarios.
  • Los peligros, derivados de la falta de una correcta configuración en los parámetros de privacidad, puede contribuir a dar acceso a datos e información de índole personal de los que se puede hacer un mal uso.

Así como las redes sociales brindan grandes beneficios en todos los ámbitos de nuestras vidas, incluyendo la educación, también pueden representar un riesgo. Si no se les da un uso apropiado, pueden provocar malos entendidos entre amistades, familiares y compañeros de clase; es posible incluso que lleguen a afectar la integridad física y mental de una persona. Para evitar que cualquiera, en especial niños y adolescentes resulten afectados, es tarea de los adultos cuidar los sitios visitados y explicar a los más jóvenes las repercusiones de todo cuanto se comparte en redes sociales.

Así que la próxima vez que salgas de casa dejando olvidado tu Smartphone, piénsatelo dos veces antes de regresar. Después de todo, alguna ventaja tendrá andar por la vida con la desventaja de no llevar tu querido celular en mano.

 

Referencias

Islas, O. (2015). Cifras sobre jóvenes y redes sociales en México. Recuperado de
http://entretextos.leon.uia.mx/num/19/PDF/ENT19-1.pdf

Tics y formación (2015). 5 redes sociales en el aula #infografia #infographic #socialmedia #education. Recuperado de
https://ticsyformacion.com/2015/05/26/5-redes-sociales-en-el-aula-infografia-infographic-socialmedia-education/