Los laboratorios virtuales en la enseñanza de la ciencia

Superciencia. Número 114

La intención explícita del Modelo de Enseñanza de la Física en la Escuela Secundaria Mediante Simulaciones en Computadora es atenuar el tradicionalismo que impera en la clase de ciencia.
Tomás Corona Rodríguez

Diseñar, producir, promover y utilizar software educativo para simular fenómenos y ambientes físicos es una tarea que deberían asumir todos los que enseñan ciencia o enseñan a enseñar ciencia.

Toyce Bruce, al referirse a la conveniencia de utilizar simulaciones en computadora para enseñar física, química, biología y matemáticas, expresa lo que en cierta ocasión le comentó un instructor de marina: “Es mucho mejor que poner la cabeza debajo de un helicóptero de verdad”. (Bruce, Weil, Marsha, y Calhoun, 1999 p. 394).

Los laboratorios virtuales posibilitan a profesores y estudiantes de ciencias para  “experimentar” con fenómenos naturales y obtener información que permita su comprensión. Además, colocan al estudiante en una situación de ventaja, ya que el fenómeno, objeto de estudio, se puede repetir las veces que sea necesario con el ahorro de tiempo, esfuerzo y recursos económicos. Experimentar con simulaciones en computadora permite reproducir fenómenos imposibles de realizar en un modesto salón de clases, por su alto costo o por su peligrosidad. Estos pueden ser experimentos donde intervienen ácidos, corriente eléctrica, calor, estructura de la materia, entre muchos más.

Los laboratorios virtuales son tan didácticos que los estudiantes comprenden las leyes de la mecánica jugando con autos a los que les imprimen fuerzas, velocidades o aceleraciones. En estos ambientes, profesores y estudiantes “bombardean” laminillas de oro con partículas alfa, repitiendo el experimento de Rutherford y haciendo incidir luz de diferente frecuencia sobre superficies de distintos metales para estudiar el efecto fotoeléctrico.

 La enseñanza de la ciencia bajo ambientes virtuales permite llegar a los conceptos partiendo de diversos sistemas de representación, que generan el andamiaje para el conocimiento de los principios generales que gobiernan los fenómenos.

 

Referencias
Bruce, J., Weil, M. y Calhoun, E. (1999). Modelos de Enseñanza. España: Editorial Gedisa, pág. 394.

Bibliografía
Bruce, J, Weil, M. y Calhoun, E. (1999). Modelos de Enseñanza. España: Editorial Gedisa.
Pérez, J.A. (2012). La Enseñanza de la Física en la Escuela Secundaria Mediante Simulaciones en Computadora. México: Secretaría de Educación de Nuevo León.